03/12/2017

Artículo de: Pedro Francisco Snchez Albarracn

La poblacin de guilas (Murcia) como escenario del sptimo arte

La localidad de Águilas ha sido escenario de un importante número de títulos cinematográficos, en distintos espacios geográficos de su término municipal. Águilas se encuentra situada en la costa mediterránea del sureste peninsular, en el extremo oriental de la cordillera Bética. Esta ubicación afecta a su clima y su paisaje. Las sierras litorales que la limitan forman un arco continuo en dirección SO-NE. Algunas de sus elevaciones llegan hasta el mar, dando lugar a un tipo de costa abrupta con acantilados e islotes que se alternan con las numerosas calas arenosas y con promontorios de menor actitud, que han resultado atractivos a la industria del celuloide. Por otra lado, el territorio ofrece una interesante heterogeneidad geológica, estando formado el relieve por tres grandes conjunto de rocas (Nevado- Filabride, Alpujarride y Magalide) que se originaron entre finales del Paleozoico o Era Primaria (230 millones de años) cuando emergen del fondo marino con el plegamiento herciniano y principios del Cenozoico o Era Terciaria (2 millones de años) en que son desplazados hacia el sureste. La antigüedad de las rocas hace que el relieve presente un perfil erosionado,  aunque pueden aparecer dependiendo de la dureza del material formaciones de bloque solidas de unas características reconocibles.

No puede entenderse el paisaje sin tener en cuenta la influencia humana. Las características climáticas de un entorno árido dentro de un relieve accidentado, unido a las circunstancias históricas de esta comarca, determinaron el modelo económico local. El hombre lleva desde hace siglos interactuando con el medio en toda la cuenca mediterránea, introduciendo diversas especies que forman un característico paisaje rural que se ha mantenido inalterado hasta mediados del Siglo XX. Como principales variedades cultivadas para su aprovechamiento pueden citarse árboles como el algarrobo (Ceratonia siliqua), el olivo (Olea europea), el almendro (Prumus dulcis), la higuera (Ficus Caraca), la palmera datilera (Phoenix dactylifera), el eucalipto (Eucalyptus) o el granado (Punica granatum). Por último, encontraríamos arbustos como la chumbera (Opuntia ficus—indica) que introducida desde América está naturalizada dentro del medio. Hasta la implantación del cultivo intensivo de tomate, la similitudes del hábitat tradicional del sureste con las que presentan otros países ribereños mediterráneos, motivaron la elección de Águilas como lugar idóneo para la caracterización de Palestina en la película “El beso de Judas” (1954) de Rafael Gil, que será la primera rodada en la localidad. Esta ha quedado dentro del sustrato cultura, por participar un importante número de figurantes aguileños. El dinero que recibieron fueron veinticinco pesetas. Las túnicas que se usaron como vestuario estaban llenas de parásitos, por lo que muchos sufrieron picaduras por todo el cuerpo. Para hacer la escena de Jesús andando sobre las aguas se instalaron  unas planchas de cristal sobre el mar, pero no soportaron el peso del actor, rompiéndose justo cuando estaba encima lo que  le provocó unos cortes profundos en el pie, que retrasarán varias semanas el término de la secuencia. El reparto, donde estaba el aguileño Francisco Rabal, se integrará en la población, participando incluso en un acto benéfico para recaudar fondos en beneficio de concluir las obras del local de Acción católica y para los enfermos del Hospital de Caridad. Dentro del equipo técnico estaba de operador Alfredo Fraile, quien descubrió las enormes posibilidades que ofrecía el entorno de Águilas para la industria cinematográfica, volviendo para realizar trabajos posteriores. La película que narra la historia de Jesús, desde el punto de vista de Judas, sería premiada en el festival de Venecia. “Los quince misterios del Rosario” (1958) de Joseph Breen, continúa  la temática religiosa propia de la época. El rodaje partirá de la iniciativa del sacerdote irlandés Patrick Peyton, impulsor de la campaña internacional del rezo del Rosario en familia. Es una serie de tres películas divididas en capítulos de veinte minutos donde son abordados los quince misterios del Rosario. Tras un prólogo inicial en donde se solicita a todos los espectadores que recen un Ave María, comienza el episodio. La presencia de Patrick Peyton no pasó desapercibida, especialmente por usar pantalón en una época en que en España los capellanes vestían de sotana. La siguiente década se aprecia una evolución  en las propuestas de los cineastas con unos rodajes más ambiciosos. “Tierra Brutal” (1961) debe destacarse por ser un precedente del género cinematográfico conocido como “spaghetti western”. Las escenas principales, donde tiene lugar la acción, se tomaron en el cortijo de la finca del “Huerto del Abad”, en el paraje del Cocón. Los protagonistas fueron Paquita Rico y Fernando Rey. La elección de Águilas se deberá al operador Alfredo Fraile, que había trabajado en “El beso de Judas”. El rodaje levantó interés, acercándose muchos curiosos para observar cómo se hacía. En “Marcha o muere” (1962) el entorno de Águilas volvió a ser decisivo para una producción, ambientándose en esta ocasión por la similitud de su orografía con el paisaje de Argelia. La cinta abordaba la acción de un comando de la Legión francesa, que tiene la misión de transportar a un líder rebelde argelino para entregarlo a las autoridades. Los medios hablaban de esta población como la meca del cine. La película será de alto presupuesto, cincuenta y cinco millones de pesetas, participando artistas de fama internacional como Dorian Grey y Stewart Granger. Los periodistas fueron a entrevistarlos al Hotel Victoria de Murcia, donde les molestó la supuesta insinuación de su relación. Durante el rodaje hubo más tensión con los informadores, ya que no le permitían descansar. La  productora organizó un baile al acabar, en el Balneario municipal, donde invitará a los jóvenes de la localidad. También se realizan algunos dramas como “La otra mujer” (1963). Francisco Rabal formaba parte de los actores que intervenían, teniendo un papel de protagonista. Cuando llegaron a la capital, los informadores entrevistaron a Annie Girardot y Richard Johnson, que estaban en el Hotel Victoria. Preguntaron por dónde podían salir y si había algún local con flamenco. La mayoría de las escenas fueron tomadas en las inmediaciones de Cabo Cope, que simuló una isla. Durante los años setenta se da paso a un cine de aventuras. “La rebelión de los bucaneros” (1972), donde participaron numerosos aguileños, se rodarán los principales planos en escenarios urbanos como el edificio del Casino que hará de casa del gobernador, la Glorieta que se transformó en el  jardín de la residencia y el Castillo en  la prisión. El estado inalterado del litoral aguileño hizo que se eligieran estas costas para una película de piratas de los mares del sur, desarrollada en el Estrecho de Torres que separa Australia de Nueva Guinea, Los decorados serán obra del artista murciano Antonio Conte, que fabricaba las carrozas que desfilan en las Fiestas de Primavera y la Feria de Septiembre. “La isla del Tesoro” (1972), basada en el clásico de Robert Louis Stevenson, también tendrá en cuenta la conservación del litoral de Águilas. La escena que da término a la película de un mercado en la isla Española, es en la playa de la Colonia. Participaba el famoso actor Orson Walles que una noche camino de Almería se alojará en Murcia en el Hotel Victoria. Habrá, además, títulos de acción como “El Tramposo” (1975). El protagonista principal era el conocido actor Doug McClure, famoso por su papel de “El Trampas” en la serie de televisión  “El virginiano”  (1962-1971) de la cadena estadounidense NBC. Mostrará cercanía con todos, pese a tratarse de una estrella. Las escenas se tomaron, principalmente, en la bocana de puerto. Los figurantes que participaron cobraron la importante cantidad de mil pesetas. Había que rodar una secuencia donde tenían que tirarse desde un barco atracado al mar, pero muchos no se presentaron, amenazando la dirección con no pagarles. El presupuesto sería de setenta millones de pesetas. La acción se desarrollaba en un país de Centroamérica. El drama no faltó en este periodo  con “Los restos del naufragio” (1978). Las secuencias serán filmadas en la zona de Calabardina. El actor principal será Fernando Fernán Gómez. La cinta fue presentada en el prestigioso festival de Cannes. La llegada de las libertades con la democracia hace que aparezcan nuevos estilos como puede verse en “Las orgías inconfesables de Enmanuelle” (1982), un drama de contenido erótico. El nombre es una clara referencia de la película francesa “Enmanuelle” (1974)  todo un icono del cine que tendría una enorme influencia en cintas posteriores. La historia lo que pretendía era relatar las fantasías lujuriosas que la original omite, apareciendo escenas inéditas dentro del cine español al contener sexo lésbico. Habrá después un largo periodo donde no se realicen producciones  hasta “Malena es un nombre de Tango” (1996)  Los productores quisieron que pasara desapercibida no informando a los medios como era habitual. Las escenas de Águilas se rodaron en el edificio del Casino. La actriz Ariadna Gil será la actriz principal de la cinta. “El Furgón” (2002) de Benito Rabal recupera Águilas como destino cinematográfico. Las escenas principales de la trama se rodaron en el embarcadero del Hornillo y en la Marina de Cope. Este será uno de los primeros trabajos que realizará la famosa actriz Elsa Pataky en la gran pantalla, que en aquel momento aparecía en la popular serie de “Al salir de clase” de Telecinco siendo por ello bastante conocida. El papel protagonista estaba pensado para Francisco Rabal pero al morir este lo interpretará Sancho Gracia. Desde entonces los títulos se suceden. “El sueño de Paco” (2003) de Federico Bruno, trata de la infancia de Francisco Rabal. Las tomas principales serán en la Cuesta de Gos donde se había criado Rabal. El estreno tendrá cierta polémica por no estar presente ningún familiar del actor en protesta por haber incorporado el director como argumento ciertos aspectos escabrosos que Francisco Rabal había relatado de su infancia en su biografía. Del mismo director es “Rebelde” (2006)  abordando el tema de la corrupción urbanística. El cine de autor tendrá espacio con la sueca “Komplett Galen” (2004) de Leah Farmloh, donde participarán miembros de la compañía teatral local. La década acaba con dos títulos uno “La Carta esférica” (2007) de Imanol Uribe, una adaptación de la novela de Arturo Pérez Reverte. Los planos que aparecen son de pecios de la Playa de Calabardina, siendo protagonista Carmelo Gómez. El otro es “Camino” (2008) de Javier Fessier, acerca de los sentimientos que invaden cuando afrontamos la muerte. El lugar donde se  rodó fue el entorno de la playa de los Cocedores por adaptarse este espacio geográfico con el paisaje onírico que se describe en el argumento. El estreno tendrá lugar dentro del Festival de cine de San Sebastián. Creó polémica por abordar los sentimientos religiosos. La cinta obtendrá varios premios Goya. Por ultimo hablar de “La Promesa” (2016) una superproducción de Hollywood siendo su estrella principal el famoso actor Chistian Bale. El lugar donde se rodarán las escenas será en la playa del arroz por la similitud de ese tramo de litoral con el Egeo. Habrá muchos figurantes de Águilas, a los que se les pidió que llevaran barba, cobrando sesenta euros por día. La acción se desarrolla en el Imperio Otomano turco, durante la primera guerra mundial en el genocidio del pueblo armenio. El tráiler de presentación de la película ha incluido imágenes rodadas en Águilas. Igualmente, el cartel tiene una superposición de su costa. La cantidad de producciones abordadas demuestra el importante espacio que ocupa la población de Águilas en el mundo de séptimo arte, una cualidad que debe potenciar no solo por servir de promoción o incentivo económico, sino por su vertiente cultural.