18/11/2016

Artículo de: Luis Daz Martnez

Puntualizaciones sobre los orgenes de los Boy Scouts de guilas

Leyendo el legado de los Boys Scouts pasa al Archivo General donado por la familia Molina-Niñirola, publicado en La Verdad, tengo que puntualizar lo siguiente: La tropa de Águilas se creó en 1914 y no al año siguiente como aparece en el citado artículo. Su fundador fue don Juan Antonio Dimas, que llegó a ser miembro de la dirección general de los exploradores de España en Madrid y fundador del Ateneo Cultural aguileño.

En cuanto al régimen republicano los exploradores en Águilas durante el mandato de los radicales (1931-1936) no tuvieron problemas con los gobernantes municipales, incluso fueron homenajeados como en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera (1923-1929). Pero una vez que llegaron al poder los de Frente Popular, en febrero del año 1936, en Águilas sí se incautaron de sus locales y demás pertenencias. Y fueron sustituidos por las Juventudes Unificadas (socialistas y comunistas).

Esto hay que aclararlo. Y lo mismo que hizo el régimen de Franco en sustituir los Scout por la OJE, los republicanos de izquierdas lo hicieron cambiándolos por los jóvenes afiliados a sus directrices. El testimonio de este aserto es innegable en la persona del que fue director del puerto comercial don Antonio Sánchez Cáceres. En su día me contó que en los bombardeos de finales de agosto del treinta y seis, él con otros compañeros de la tropa scout de Águilas estuvieron llevando los heridos de la metralla de las bombas al hospital de sangre sito en la antigua casa de las minas de Bacares, en el barrio Colón o de las Delicias, mientras que los muertos eran amontonados en bateas y posteriormente trasladados al cementerio municipal. Al finalizar tan meritoria faena se le acercaron unos jefes del Frente Popular y le anunciaron que su trabajo en lo sucesivo ya estaba anulado, haciéndose cargo de todos los enseres propiedad de los exploradores, incluso su sede sita en la cuesta del sol sería clausurada. Y que todo esto sería trasladado a las Juventudes socialistas unificadas. (Unión de los socialistas y comunistas).

Con esta aclaración deseo que conste en el Archivo General de la Región, mientras que felicito a la familia Molina-Niñirola por donar su archivo particular a esta institución pública de nuestra comunidad.