25/03/2017

Artículo de: Luis Daz Martnez

Virgen de los Dolores, Patrona de la ciudad de guilas

La ciudad de Águilas es hija de los Ilustrados del Siglo XVIII, reinando Carlos III y sus primeros ministros; el conde de Aranda y el conde de Floridablanca. Junto con el Fiscal de Castilla, el conde Campomanes,  y el Comisario Regio Antonio de Robles Vives y Alarcón.

El 25 de julio de 1790 se habilita un almacén para lugar de culto con el título de san Indalecio y la Purísima Concepción. En el mismo año se consagra el primer cementerio “ventilado” de san José. Por este motivo, pasado los años el barrio construido en el siglo XIX llevaría el título del santo patriarca José. Con respecto a san Indalecio. Uno de los siete varones apostólicos era creencia común en el siglo XVIII que murió mártir despeñado en el cerro de las Águilas o monte del castillo. Así el santo obispo y mártir es el patrono de la diócesis de Almería.

El Comisionado Regio encargado de la repoblación de la Marina de Águilas don Antonio de Robles Vives y Alarcón, cuñado del conde de Aranda, dona a la ermita-almacén un cuadro con la Purísima Concepción. Con san Indalecio son los titulares del culto primero de Águilas. De aquí que ese título mariano es la primera advocación como Patrona del incipiente poblado y puerto.

La primera noticia documentada que tenemos de la presencia de la imagen de los Dolores en Águilas procede de un testamento ante el notario de Lorca, Juan Antonio Gros  de Dª María Llopis, realizado en marzo de 1808. En este escrito, Dª María manda que en el altar de la Soledad de la ermita se celebre seis misas en sufragio de su alma y se amortaje con el hábito de esta devoción mariana. Lo mismo manda  que se digan seis misas en el altar de Jesús Nazareno adquirido y donado por el alpargatero don Antonio Romero. Padre del prohombre de Águilas el magnate de las minas Ginés Antonio Romero (Archivo Municipal de Lorca: Escribano Gros, nº 1383).

Podemos preguntarnos: ¿Quién es el autor de esta bella imagen? ¿Cómo llegó a este pequeño poblado antes de 1808?

La respuesta  sobre su autor no lo sabemos con certeza. El mismo profesor Cristóbal Belda, en la charla que dio sobre la imagen el día 30 de mayo de 2013, confirmó lo mismo: Que por ahora no se podía saber el autor de la imagen de la patrona de Águilas.

En un tiempo se dijo que pudo ser de Salzillo, pues su estilo y su belleza artística lo demuestran. Pero no es cierto, porque el inmortal imaginero falleció en 1783 y el rey Carlos III no dio su Real Cédula de fundación hasta noviembre de 1787. Es imposible que ningún cura o vecino del poblado encargara esta imagen porque no existía tal entidad poblacional.

También se creyó que la imagen salió del taller de Roque López. Pero no es cierto, porque la lista del conde de Roche acerca del imaginero de Mula no viene entre sus obras la Dolorosa de Águilas. Y las imágenes que se conservan de Roque López, referente al título mariano de los Dolores son de una inferior calidad artística. Nos consta que la devoción a los dolores de María  fue propagada por el cardenal don Luis Belluga, a principios del siglo XVIII.

Referente a su origen o procedencia, podemos decir que es factible que unos emigrantes de Murcia a Orán, en el siglo XVIII, se llevaran la imagen a la ciudad argelina y allí le dieran culto en una de sus iglesias.

Pero ocurrió que el conde de Floridablanca, en 1790, hizo un pacto con el bey de Turquía por el cual este se comprometía a cesar todo ataque pirata en las costas españolas, a cambio de dar posesión al dominio turco en lo que es hoy Argelia. Para ello, todos los templos cristianos de la región se convirtieron en mezquitas. Por consiguiente, hubo un traslado de las imágenes y objetos de culto cristiano al Reino de España.

En esa época, a finales del siglo XIX, existía un correo marítimo entre Águilas y Orán. Lo demuestra un escrito del primer libro de difuntos donde aparece un matrimonio, Juan Rodríguez y Francisca Cerdán, que llegó al puerto de Águilas gravemente enfermo  procedente de Oran natural de La Ñora. El calendario señalaba el día 16 de julio de 1790. A los dos días de su llegada al puerto del nuevo poblado, ambos cónyuges fallecieron. No es  descabellado pensar que estos murcianos trajeran en su equipaje el cajón con la sagrada imagen y que al fallecer ambos se quedara la imagen mariana en el almacén que hacía de templo parroquial. El cura encargado, don Francisco Tébar Cisneros, creyó que la imagen traída de Oran correspondía al título de la Soledad. Hasta que llegó un visitador del obispado, en el año 1840, para reparar las faltas que hubiera en dicho almacén en el campo litúrgico  y declaró que la imagen correspondía a la devoción de los Dolores. Regía la parroquia don Fulgencio Gil, natural de La Añora y residente en la calle La Paz.

Con este título, se trasladó  la venerada imagen a principios de diciembre de 1853 al nuevo templo parroquial de san José. Todas las miradas de los aguileños iban a parar a las plantas de la Dolorosa. Su devoción se extendió por todo el pueblo hasta que llegó la noticia, en julio de 1855, de la epidemia del cólera morbo que había infestado Granada y su provincia y duró todo ese verano de 1855. Al final del mes de septiembre los tres médicos - don Tomás Coll, don Antonio S. Fortún Romero (lleva su nombre el Placetón) y don José Fernández Corredor - declaran que la epidemia está extinguida. Ante tan fausta noticia, el ayuntamiento en pleno asiste a un solemne Tedeum en san José. A la salida del himno en Acción de gracias, el pueblo congregado a las puertas del templo pide a las autoridades locales que declare como Patrona a la Virgen de los Dolores por haberle librado del azote de la terrible enfermedad. La corporación, a la mañana siguiente reunida en el ayuntamiento, debido a  la petición popular declara solemnemente el patronazgo de la Virgen de los Dolores sobre el pueblo de Águilas. Y de inmediato por escrito lo comunica al obispado de Murcia para su aprobación. Regia el alcalde el médico don Antonio Sánchez Fortún Romero, y el cura párroco de san José don Fulgencio Gil natural de La Añora. El pueblo a la sazón contaba con casi diez mil habitantes. Motivó este incremento el desarrollo de la actividad minera.

Gracias a los trámites del cura párroco don Antonio Pérez Madrid, la Virgen de los Dolores fue proclamada canónica Patrona del pueblo de Águilas durante el pontificado del santo papa Juan XXIII. Terminando las fiestas del evento el 15 de agosto de 1963 celebrando el cincuentenario del acontecimiento en el verano del año 2013 con una Misa concelebrada en las puertas de la parroquia de san José presidida por el obispo de Cartagena don José Manuel Lorca Planes.

Trece años antes, el obispo don Manuel Ureña Pastor corona a nuestra Patrona junto a la Escala Real  del puerto comercial.