Antonio M. Beltrn
Periodista

Tena que pasar

«Tú ya sabías que podía ocurrirte; alguna vez tenía que pasar». Si ya no cumplís los 30 –o los 40, me temo–, quizás recordéis ese soniquete de un anuncio creo que de Limón KAS. Recuerdo una buena serie de melodías comerciales, la mayoría adaptadas de canciones que ya estaban en el mercado –ahí está, para la propia firma KAS, el Dame Más de Álex de la Nuez–, y ésta en particular me viene como anillo al dedo para acompañar lo que me ha pasado esta Navidad con unos amigos catalanes.

Ampliar Artículo


Barcelona, Maduro y mi rueda de repuesto

Hace más de un mes le prometí a Paco Albarracín un artículo para darle de comer a mi columna en InfoÁguilas, que está más vacía de lo que a mí me habría gustado. Las últimas semanas han sido muy complicadas a todos los niveles, pero finalmente esta tarde he encontrado un minuto para cumplir con mi palabra.

Ampliar Artículo


Pongo tildes, quito comas, hago magia

Hace unos cuantos años que me dedico a la corrección profesional de textos, actividad que compagino con el Periodismo y la escritura de ficción y en la que cada vez me encuentro más a gusto. En su día me matriculé en los cursos de un centro de referencia, el Instituto Cálamo & Cran, de Madrid –me debéis una cerveza por la publi si me estáis leyendo– y desde entonces hago correcciones para editoriales, agencias literarias y clientes privados.

Ampliar Artículo


Predicar o dar trigo

            Lo que os voy a contar sucedió hace un par de meses. Un pequeño grupo de personas, entre las que yo me encontraba, estábamos paseando por el Barrio de Lorca cuando nos encontramos a un hombre sentado en el suelo, sucio, malvestido, rodeado de bolsas de basura. Una de las bolsas estaba abierta y su contenido –cáscaras de huevo, pieles de naranja, posos de café– estaba desparramado porque aquel hombre estaba comiendo de la basura.

Ampliar Artículo


Da de Reyes en Puente Tocinos

            Veréis; uno lleva veinte años ejerciendo el Periodismo, gran parte de ellos grabando sucesos, y ha visto de todo. No voy a caer en el síndrome de la Puerta de Tannhauser –dícese de aquél que lo flipa mencionando los miles de cosas superchachis que ha hecho en la vida–; simplemente, se han visto muchas cosas y algunas han dejado una huella más honda que otras.

Ampliar Artículo


Las lgrimas del espadn

            En el interior de la cripta, abierta a todos los vientos de la sierra, esperan varios centenares de personas. Los civiles van de luto riguroso; los militares, con un brazal negro en la manga del uniforme. En el exterior, apretados hombro contra hombro bajo las banderas de España, de la Falange y del Carlismo, se calculan hasta cien mil personas, todas en un riguroso silencio roto de vez en cuando por los gritos de ¡Arriba España! Todos ellos llevan viviendo treinta y nueve años, más unas pocas semanas, bajo la dictadura del general Francisco Franco, que ha muerto tres días antes, a los ochenta y dos años de edad, en el hospital madrileño que lleva su nombre después de una agonía atroz.

Ampliar Artículo


Burka no, burkini s?

            Hace algunos años, en Occidente descubrimos horrorizados la existencia de una prenda femenina, el burka, que convertía a las mujeres en presas dentro de su propia ropa. Como todos sabéis, el burka es una prenda de uso obligatorio en algunos lugares de Oriente Medio, que consiste en una túnica integral, desde el pelo hasta la planta de los pies, con una pequeña rejilla que deja respirar malamente, permite ver con muchas dificultades y distorsiona la voz. Una prenda que convierte a todas las mujeres en muebles, que les quita cualquier atisbo de individualidad. Ver un grupo de mujeres con burka es ver un grupo de fardos que casi ni ven, ni escuchan, ni respiran. Y así todos los días de su vida tan pronto como ponen un pie en la calle.

Ampliar Artículo


Amicus Plato

         En los últimos días han saltado a la palestra dos informaciones que hacen referencia, respectivamente, al Partido Popular y a Podemos.

Ampliar Artículo