Pedro Francisco Snchez Albarracn
Lcdo. en Historia

Los Inicios de la instruccin pblica en guilas Siglos XVIII-XIX

Hasta el Siglo XVIII, la educación se limitaba a una formación orientada a órdenes religiosas o actividades de índole mercantil y profesional en un estamento privilegiado.  Durante la Ilustración se desarrolla un sistema educativo para la población desde una perspectiva utilitarista que se inicia en Prusia, usándose de modelo en el resto de países.  En España, la enseñanza había correspondido desde la Edad Media a la iglesia o las instituciones de caridad, apareciendo ahora una concepción estatal. De esta manera, en 1771 con Carlos III queda regulada la actividad de los maestros de primeras letras. Igualmente, dispondrá en 1783 el establecimiento de escuelas para niñas donde aprendieran doctrina cristiana, lectura, fundamentos aritméticos y trabajos de labor. La iglesia responderá con una ampliación de la enseñanza religiosa por la importancia de mantener el control moral de la sociedad.

Ampliar Artículo


Historia de los cines en guilas desde su aparicin como fenmeno social a principios del Siglo XX hasta la actualidad

El cine, como medio de captación de movimiento y forma de narración, tiene unos antecedentes lejanos. Los primeros intentos de captar el movimiento y plasmarlo en una representación se remontan a las pinturas rupestres y las sombras chinescas. Del mismo modo, las primeras representaciones plásticas presentes en el arte antiguo (egipcio, sumerio, griego y romano) a través de los relieves representados en los frisos, estelas o columnas, también tendrían esa misma intención. En el siglo V a.C. Aristóteles describe el fenómeno de la cámara estenopeica indicando que cuando la luz penetra en una caja cerrada a través de un pequeño orificio en una de sus paredes forman una imagen en la pared opuesta que aumenta al aumentar la distancia entre ambas. No fue hasta el siglo X que el matemático y astrónomo persa Ibn al-Hayṯam (965-1040) pudo explicar el fenómeno diseñando la primera cámara oscura con la que se pudieron observar los eclipses sin peligro de quemarse los ojos. Leonardo da Vinci, a finales del siglo XV, descubrió que la imagen se veía invertida por la intersección de los rayos, en tanto que la luz, por una ley física, siempre viaja en línea recta. También fue quien señaló su utilidad para observar fenómenos exteriores y no sólo en astronomía. A la vez, fue quien relacionó la cámara oscura con el funcionamiento del ojo humano. Con la llegada del Renacimiento, los artistas comenzaron a preocuparse por la perspectiva de sus cuadros. La cámara ve como el ojo humano, en perspectiva, y por eso era una buena herramienta: les permitía calcar la realidad con una perspectiva siempre correcta y real. Durante los siglos XVII y XVIII y hasta la llegada de la fotografía, multitud de artistas y pintores paisajistas utilizaron la cámara oscura para pintar sus cuadros. Habrá que esperar hasta la aparición de la fotografía para que puedan fijarse las imágenes.

Ampliar Artículo


Las consecuencias de la dramtica epidemia de Gripe de 1918 en guilas: Una infeccin de enorme virulencia

Una de las epidemias más letales de la historia de la humanidad fue sin duda, por las enormes cifras que alcanzó, la conocida popularmente con el nombre de “gripe española”. Infectó a 500 millones de personas, un tercio de la población mundial de entonces, y mató a entre 50 y 100 millones. Se detectó por primera vez en Kansas (Estados Unidos) en enero de 1918 y se bautizó como española no porque este fuera su país de origen, sino porque, cuando en noviembre llegó procedente de Francia, la prensa le prestó más atención que en el resto de Europa, donde imperaba la censura por la Primera Guerra Mundial.

Ampliar Artículo


Historia y Orgenes del antiguo Carnaval de guilas

El carnaval de Águilas es un importante evento festivo por su transcendencia histórico- cultural y sus indudables elementos antropológicos. Las fuentes documentales desde el Siglo XIX muestran la tradición que tiene la celebración, siendo el carnaval de relevancia social más antiguo de la región de Murcia. No obstante, la primera referencia  que se tiene en Águilas citando el carnaval es un documento de principios del Siglo XVII, que es anterior a la fundación del pueblo, donde se informa de la deserción del cabo de la  torre, Ginés Rosique, declarando el guarda de la misma, a  16 de febrero de 1603, lo siguiente “dijo que dos días antes del Domingo de Carnestolendas que el dicho Rosique se salió de dicha torre diciendo que venía a esta ciudad y que todavía no había vuelto”. Habría que referir que durante el reinado de Felipe III (1598-1621) y Felipe IV (1621-1665) el carnaval tendrá un periodo de florecimiento. En cualquier caso, lo que habría en un paraje deshabitado como este, serían actos de índole bromista entre los miembros del destacamento militar propios de este tiempo. Las primeras muestras de disfraces ocurrirán en el medio rural, en el tránsito del Siglo XVII-XVIII, cuando aparecen numerosos caseríos en el término municipal, en las alquerías del interior (Tébar y Chuecos) y en la zona de la Marina con la reducción de las incursiones berberiscas, en un periodo de estabilidad económica superada la crisis de la centuria, recuperándose las pesqueras, lográndose con esto una población estable. La fundación de Águilas, en la segunda mitad del Siglo XVIII, hará que el carnaval se realice en el núcleo urbano con sencillez, no produciéndose cambios destacables hasta los años centrales del Siglo XIX.

Ampliar Artículo


El crecimiento y desarrollo del caso urbano de guilas desde el Siglo XX

A principios del Siglo XX se produce una renovación del callejero, estando de secretario municipal Vicente Lanuza, intentándolo modernizar con la inclusión de figuras políticas (Castelar por Leonés, Sagasta por Fuente, Martos por Granero, Cassola por Pescadores y Cánovas del Castillo por Loro y Mayo que se unifican) y de la cultura (Joaquín Costa por Calica, Quintana por Del Mar, Echegaray por del Codo, Balart por Soledad y Jovellanos por Mazarrón/del Muelle que se juntan en una), que desplazan a los nombres tradicionales. Habrá algunos populares (Calle del Gato, Cuesta del Sol, Calle de los Carros) que se conservaran hasta el presente a pesar de su cambio por López Ayala, Lope Gisbert y Manuel Becerra, respectivamente. Otro que no se perderá será el de Cuesta del Caño. Aparecen, además, nombres vinculados a la localidad como Plaza Robles Vives, por el Superintendente de las Obras de la Real Empresa, antes Plaza del Muelle. Del mismo modo, decir que la Calle de Lorca, Juan Carlos I, pasó a titularse Romero (1900) en recuerdo de Ginés Antonio Romero, primer regidor tras la constitución de Águilas como municipio independiente, estando en la alcaldía su biznieto Alfonso Moreno López, aunque siempre será conocida con el anterior. No será así con el Paseo de Mac- Murray, que se le puso de Parra, en recuerdo de Enrique Parra Fernández- Osorio, por su hijo José Parra Inchaurrandieta, siendo este el que prevaleció.  Durante este periodo también será cuando la calle Marte pase a denominarse Juan Jiménez Crouiselles, tras la muerte del que fuera alcalde de Águilas (1914). Igualmente, la Plaza de San José pasó a Plaza del Hospital, por la construcción del Hospital de Caridad (1904), pero con la muerte del médico Eladio Calero se rotuló con su nombre en su honor (1909). El Paseo de Poniente se denominó de García Alix, tras la visita del que fuera Ministro de Hacienda, Instrucción y Gobernación (1905). Poco después se cambiaría a General Aznar (1915) por el que fuera director de la Guardia Civil, quien haría a la Virgen del Pilar su patrona, que como el anterior había visitado la localidad (1903). Igualmente, la calle de Vera se cambió por Canalejas (1912), después del asesinato del que era presidente del Gobierno. La población se amplía hasta la zona del Hospital (Caridad, Sicilia, Santa Ana) y Paso Nivel (Pozo, Marina, San Miguel) poniéndole Vicente Lanuza de ideas republicanas y masón, como Libertad a una de las nuevas vías que se abren. En esa misma área se tituló otra como Menduiña, por el primer teniente-alcalde de Águilas en su fundación. La prolongación de Carlos III a Poniente se conocerá como Iberia, por la antigua fundición del mismo nombre que dio después lugar a una fábrica de Esparto. También se formarán las viviendas de la Colonia Lorquina, por ser lugar de veraneo de familias de esta población, lugar de ocio (balnearios, teatros) habiendo quedado con el nombre de la Colonia.  Una curiosidad es la denominación de la calle Lotería, fue en recuerdo de haber caído el primer premio gordo de la lotería nacional en Águilas (1905), siendo la mayoría vecinos de esta, haciéndose sus casas con el dinero. El primer cuarto del Siglo se expande el pueblo a Levante, al antiguo Bol por el monte del molino de Sagrera (Cubo, Santa María, del Carmen, de la Parra, Fraile).

Ampliar Artículo


Inicios y evolucin del casco urbano de guilas (Siglos XVIII-XIX)

Los años centrales del Siglo XVIII supondrán el nacimiento de la Águilas moderna. El derrumbe de los lienzos de la antigua torre (1754) hizo necesaria la construcción de una nueva. El ingeniero de las obras del Arsenal de Cartagena, Sebastián Feringán, será el encargado de la obra (1756), optando por la realización de una batería defensiva por ser más efectiva.  El duque de Caylus, capitán general de Valencia, bajo cuya jurisdicción se encontraba, dispondrá que además de la fortaleza se realice un poblamiento en el lugar, por lo que Feringán enviará a los ingenieros Manuel Santisteban y Juan Chardenoux para estudiar el terreno y levantar el plano. Idearán una ciudadela pentagonal de carácter militar, complementaria a Cartagena, que será firmado por el propio Feringán (1757).

Ampliar Artículo


Historia de la Iglesia en la guilas moderna

La denominada marina de Águilas estaba deshabitada por la desolación de la piratería berberisca de los siglos XVI-XVII. El Siglo XVIII será el renacer del enclave. En la guerra de sucesión (1700-1714) su puerto abastecerá a las tropas que estaban en Barcelona. El administrador de las rentas reales, José de Balaguer, encargado de suministrar las provisiones, se establecerá después de la contienda en este término adquiriendo una finca donde instalará su residencia (1724). La mercancía se depositaba en el puerto, hasta que un temporal la inutilizó (1727). Los costes de pérdidas le llevarán a solicitar la construcción de un almacén. El corregimiento lorquino enviará al Alférez Mayor del Reino, Pedro Fernández Menchirón, con la intención de reconocer el lugar propuesto por el solicitante que estaba inmediato al puerto de Levante en la actual calle Murillo. El comisionado informará favorablemente, levantándose la casa del Administrador de Rentas, que contaba con tres almacenes (1728), siendo la primera construcción de la Águilas moderna en el por entonces paraje desierto. Hará igualmente una pequeña ermita en una de las dependencias para prestar auxilio espiritual a los pescadores y braceros encargados en las faenas de embarque. Estaba dedicada a San Juan Bautista, teniendo un solo altar bajo la advocación de Nuestra Señora de la Caridad, donde había un cuadro de la Sagrada familia del totanero Silvestre Martínez Teruel. El castillo de San Juan de las Águilas (1756) había recibido su nombre por este santo, que desde el último cuarto del Siglo XVII era venerado en una hornacina en la antigua torre de las Águilas por la devoción que los alcaides, Fernández Valera, le profesaban.

Ampliar Artículo


Industrializacin del esparto en guilas

Los abundantes espartizales del entorno de Águilas propiciaron el desarrollo de una importante industria en la localidad iniciada en el Siglo XVIII, que será hasta mediados del Siglo XX la principal actividad económica que tendrá la población. El esparto pasaba por distintas fases antes de efectuarse la manufactura final.

Ampliar Artículo


Notas histricas del origen del ftbol en guilas

La introducción del fútbol en Águilas se asocia a la presencia de una colonia inglesa establecida a finales del Siglo XIX para planificación de la línea férrea   y para atender sus negocios en minas y esparto. Los materiales empleados en  la construcción de la infraestructura ferroviaria eran desembarcados desde el puerto de Águilas (1886) que será el principal centro neurálgico. El incremento   en la actividad mercantil con la apertura del ferrocarril (1890) hizo aumentar la arribada de buques, procedentes del Reino Unido, para embarque de mineral y esparto. Los trabajos de carga eran lentos y pesados, prolongándose varios días, permaneciendo los barcos anclados o amarrados en la bahía. Lo mismo que ocurrió en lugares con características semejantes (Bilbao, Vigo, Huelva), pudiera ser, que en algún momento marineros se distrajeran haciendo rodar un balón en el entorno del muelle. Los primeros partidos serían organizados mediada la última década de la centuria por operarios ingleses establecidos   en la localidad en sus ratos de ocio. Habría que esperar a los últimos años del siglo XIX para que los habitantes de Águilas se implicaran en el ejercicio de este deporte. La persona que difundirá el fútbol entre el vecindario sería un aguileño, Ginés García Abellán “El Monteruo”, hijo del consignatario de buques del puerto. La necesidad de conocer la lengua inglesa, que resultaba imprescindible para los negocios familiares, hizo que fuera enviado para estudiar a Aberdeen (Escocia) durante una temporada, donde conocerá aquel insólito deporte practicado por los estudiantes que era denominado “football”. La delicada situación de España por los acontecimientos en las posesiones de ultramar, hace que a mediados de 1898 regrese a Águilas, acabado el curso académico. En su maleta traerá un balón de cubierta de cuero. Ginés García Abellán enseñará a sus amigos explicándoles algunas reglas del “juego de la pelota” como era conocido en aquella época. Logró que aquel deporte que tanto le había gustado, también interesara a sus amistades. Poco después de su regreso un grupo de jóvenes de la localidad jugaba partidos de fútbol en el anchurón de “La Cerca”. Este espacio alrededor del muro de la Cuesta del Sol se usaba para guardar el rebaño o almacenar las mercancías que iban a transportarse en barco, teniendo una pequeña verja de madera para cerrarlo. Una vez popularizada esta actividad entre algunos jóvenes de Águilas, estos comenzaron a frecuentar el campo donde los ingleses afincados jugaban, siendo aceptados. Poco tiempo después, el elemento autóctono incluso se atreverá a retarlos y tras varios partidos, los noveles jugadores aguileños lograrán increíblemente lo impensable: vencerán a los inventores del fútbol. 

Ampliar Artículo


La Noche de San Juan en guilas: Ritos y leyendas de una celebracin mgica

El solsticio de verano (del latín sol “Sol” y sistere “permanecer quieto”) es el principal momento del curso solar anual. La tierra alcanza el punto de su órbita en el que, debido a la inclinación del eje del planeta, el Polo Norte se encuentra más cerca del Sol, por lo que el planeta recibe más horas de luz siendo el día mas largo del año. Los distintos pueblos, desde la antigüedad, han celebrado con hogueras la noche del solsticio cuando el poder de las tinieblas tiene su reinado más corto. En las celebraciones celtas de Bealtaine o Beltane “Buenfuego” en mayo, que marcaban el comienzo de verano para el ganado cuando se llevaban a los altos pastos, se hacían hogueras en las montañas y colinas de paso. Los griegos, en  las fiestas consagradas a Apolo en el solsticio de verano, encendían fuegos purificados. Por su parte, los romanos dedicaban a la diosa Minerva fiestas con fuegos, donde había costumbre de saltar las llamas. El cristianismo recogió estas costumbres incorporándolas dentro de su calendario litúrgico, haciendo hogueras en honor de San Juan, no habiendo podido acabar con las antiguas creencias paganas que había.

Ampliar Artículo